CÁPSULA INTERNA

Se consideran en la cápsula interna las siguientes porciones; un brazo anterior comprendido entre la cabeza del núcleo caudado y el núcleo lenticular; una rodilla situada hacia el espacio donde convergen la cabeza del caudado, la extremidad anterior del tálamo y el vértice del núcleo lenticular, un brazo posterior entre el núcleo lenticular y el tálamo y una porción retrolenticular por detrás y una sublenticular inferior al núcleo lenticular.

Fibras y fascículos de la cápsula interna. La rama anterior de la cápsula interna está formada por el fascículo frontopóntico y por la radiación frontal del tálamo o pedúnculo talámico anterior, compuesto en especial por las fibras que del núcleo dorsomediano van a la corteza frontal.

A nivel de la rodilla se encuentran las fibras de los fascículos corticobulbares.

La porción lenticulotalámica del brazo posterior está ocupada por el fascículo córticoespinal, ordenado de tal manera que la representación de los músculos del cuello y de los hombros se encuentran hacia atrás de la rodilla; luego las fibras que comandan los movimientos del miembro superior, luego los del tronco y por último los de los miembros inferiores. Por la rama posterior también descienden fibras corticorubrales y corticonigrales (vías extrapiramidales).

La porción retrolenticular está formada por fibras que del tálamo van a la corteza occipital y temporal o pedúnculo posterior del tálamo, en especial la radiación óptica y las fibras del fascículo parietopóntico que van a terminar a los núcleos pónticos de la protuberancia.

La porción sublenticular está formada por fibras dirigidas lateralmente y que son, por una parte, la radiación auditiva del cuerpo geniculado medio a la corteza temporal y por otro al fascículo temporopóntico.

La cápsula externa. Está formada en especial por fibras de asociación cortical y por fibras del cuerpo calloso.

La cápsula extrema. Está formada igualmente por fibras de asociación corta.

Ver Fibras de Proyección


subir